El teletrabajo y la flexibilidad laboral en Grupo Igarle

Grupo Igarle comenzó a implantar esta modalidad hace 11 años, en 2008. Desde entonces el número de personas acogidas al teletrabajo de forma parcial y total alcanza el 24% de la plantilla.

La idea de teletrabajar sigue siendo algo exótico y una modalidad poco extendida entre el tejido empresarial. Existen muchos prejuicios a su alrededor, como si por el hecho de no tener a tu jefe o jefa cerca fuera a significar que la persona no fuese a cumplir con sus obligaciones. En Igarle sabemos que eso no es así. Gracias al uso de la tecnología y de software específico, se pueden imputar los tiempos de trabajo sin importar dónde estemos. Es vital la adopción de una cultura laboral en la que se prime el logro de objetivos y la confianza en las personas.

La idea de teletrabajar sigue siendo algo exótico y una modalidad poco extendida entre el tejido empresarial. Existen muchos prejuicios a su alrededor, como si por el hecho de no tener a tu jefe o jefa cerca fuera a significar que la persona no fuese a cumplir con sus obligaciones. En Igarle sabemos que eso no es así. Gracias al uso de la tecnología y de software específico, se pueden imputar los tiempos de trabajo sin importar dónde estemos. Es vital la adopción de una cultura laboral en la que se prime el logro de objetivos y la confianza en las personas.

En 2008 se implantó el teletrabajo, y año a año, el porcentaje de personas que eligen trabajar a distancia no ha hecho más que crecer. En la actualidad el 15% de la plantilla teletrabaja casi la totalidad de los días; este porcentaje aumenta al 24% con las personas que solo usan esta modalidad de forma esporádica cuando lo necesitan.

Esta ubicuidad tiene muchas ventajas tanto para la empresa como para el empleado. Para la empresa, la principal ventaja es cómo se amplía el área geográfica y el número de candidaturas para encontrar a la persona adecuada para un puesto. Las probabilidades de encontrar al mejor equipo aumentan. También supone un ahorro de costes y menos absentismo, entre otros.

Una experiencia real de teletrabajo

Una de las últimas personas en acogerse al teletrabajo en Igarle, tomó la decisión de usar esta modalidad después de 15 años trabajando de forma presencial. Hace dos y medio, por motivos personales, necesitó deslocalizarse, pero quería continuar en Grupo Igarle. Después de estos años valora la experiencia de forma muy positiva.

Entre las ventajas destaca evitar tiempos y energía en traslados, un mayor nivel de concentración en las tareas sin interrupciones “gratuitas”, mayor comodidad en el entorno laboral, mayor facilidad para controlar determinados aspectos de la vida cotidiana, mayor control sobre la alimentación y una mejor organización entre vida laboral y personal.

Como parte negativa de la experiencia señala la sensación ocasional de soledad frente a determinados proyectos o situaciones, el menor contacto físico con el equipo del resto de la empresa, menor nivel de información en determinados aspectos, menor feedback inmediato de éxito/fracaso de proyectos o tareas y un ligero incremento de algunos tipos de gastos.

Algunas personas del equipo de Igarle tomaron esta opción desde el inicio de su andadura con la empresa por vivir en zonas geográficas más alejadas. Actualmente hay personas de Bizkaia, Araba, Madrid o Zaragoza trabajando a distancia con visitas puntuales a las oficinas.

En general, la persona que escoge teletrabajar encuentra sus propias ventajas y desventajas. La fórmula perfecta no existe, por eso la flexibilidad es fundamental tanto si trabajamos en casa o en la oficina. Horarios no fijos, jornadas intensivas, jornadas partidas, diferentes horarios para empezar la jornada, reducciones de jornada… la clave es ver qué necesitamos para conciliar nuestra vida y plantearlo en la empresa para ver cómo encajar las piezas.

Buscamos talento ahí donde esté

En este terreno, como en otros, Grupo Igarle busca acertar con modelos lógicos e innovadores, donde las necesidades y expectativas de las personas se conjuguen para encontrar las mejoras soluciones. Si crees que esta opción de trabajo encaja con tu persona no dudes en contactarnos y plantearnos tu propuesta. En Igarle estamos acostumbrados a hacer posible lo imposible, el primer paso para conseguirlo es intentarlo. Esperamos tu contacto.

Creemos firmemente que… Personas + Empresa + eficiencia = motivación y resultados